11 remedios naturales para aliviar el dolor del ligamento redondo

Solo te estás ocupando de tus propios asuntos, cuando ¡POW! Siente un dolor agudo en el abdomen.

Los dolores punzantes pueden sentirse similares a un rayo en la entrepierna. Pero el dolor del ligamento redondo es diferente.

Vea qué es exactamente el dolor de ligamentos redondos, cómo nutrir sus ligamentos y cómo equilibrar su cuerpo para aliviar cualquier molestia.

Aquí hay un video: ¡Remedios naturales para aliviar el dolor del ligamento redondo!

¿Qué es el dolor del ligamento redondo?

Cada uno de nosotros tiene dos ligamentos redondos, uno a cada lado del área abdominal. Estos ligamentos comienzan en la parte inferior de la ingle, se abren hacia afuera y se conectan en el área de la cadera para sostener los abdominales. A medida que el útero crece durante el embarazo, estos ligamentos se estiran para volverse más apretados y delgados, como una banda elástica que se estira. El estiramiento puede causar tensión y dolor en la zona abdominal.

El dolor de los ligamentos redondos generalmente comienza a mediados del segundo trimestre, aunque es posible que no lo sientas hasta el tercer trimestre si no llevas tanto tiempo. Es muy común, aunque no todas las mujeres lo experimentan. La mayoría de las veces, desaparece más adelante en el embarazo.

Dolor de ligamentos redondos ilustración de Mama Natural

Aprende a tener un parto increíble – Promo Curso de Parto [In-article]

(sin salir de tu sofá)

Ver cómo

¿Qué hace el dolor del ligamento redondo? Sentir ¿Como?

Este dolor se siente como un dolor agudo y punzante en uno o ambos lados de la parte inferior del abdomen. Los movimientos repentinos pueden desencadenar un dolor punzante o un espasmo muscular. El dolor de los ligamentos redondos también puede sentirse como un dolor sordo, como si los músculos estuvieran sobrecargados de trabajo.

¿Qué causa el dolor del ligamento redondo?

A medida que su bebé crece y el útero se estira, ejerce presión sobre los ligamentos redondos. Si el bebé no está en una posición de bebé ideal, puede empujar uno de los ligamentos, causando un dolor punzante por la tensión.

La tos, los estornudos, la risa o los movimientos rápidos también pueden desencadenar los dolores punzantes.

La mala alineación de la columna y/o las caderas puede descolocar el útero y/o la pelvis, provocando un efecto dominó que también provoca dolor en los ligamentos redondos.

Remedios naturales para el dolor del ligamento redondo

1. Relájate en el baño

Tomar un buen baño tibio ayuda a relajar los músculos y aliviar la tensión en el cuerpo. Agregar sales de Epsom al baño le da al cuerpo una buena dosis de magnesio relajante. La combinación del calor y el magnesio es perfecta para calmar el dolor de los ligamentos redondos. También puede agregar algunos aceites esenciales de lavanda, manzanilla o mejorana para obtener propiedades calmantes adicionales. Si los baños tradicionales no son lo tuyo, quizás te sirvan los baños de bosque porque ayudan a aumentar la relajación.

2. Calentar las cosas

Si no tiene tiempo para bañarse, aún puede beneficiarse del uso de calor para relajar el dolor de los ligamentos redondos. Se puede usar una almohadilla térmica o una botella de agua caliente de manera segura durante el embarazo, siempre que se sigan un par de precauciones.

  • No utilice un ajuste de calor alto.
  • Solo deje la almohadilla térmica en el área durante un máximo de 10 a 15 minutos.

3. Fortalezca y equilibre con el ejercicio

Puede parecer contrario a la intuición estirar un músculo ya estirado, pero realmente puede ser una buena estrategia. Ciertos ejercicios pélvicos ayudan a fortalecer los músculos abdominales en su conjunto y mantienen el útero, la pelvis y el bebé en la alineación adecuada. Aquí hay algunos ejercicios pélvicos que pueden aliviar el dolor del ligamento redondo.

El yoga durante el embarazo y los ejercicios de fortalecimiento de la base con un enfoque en el transverso del abdomen también pueden ayudar. Los abdominales y los abdominales ejercen demasiada tensión en el área y deben evitarse, especialmente en personas con separación abdominal o diástasis de rectos. La natación es un ejercicio cardiovascular de fortalecimiento suave pero efectivo durante el embarazo y el agua ayuda a aliviar la presión sobre los ligamentos.

Si bien estirarse durante un espasmo del ligamento redondo puede ayudar a aliviar la tensión, es una buena idea ser regular con su régimen de ejercicios. El ejercicio constante puede ayudar a aliviar el dolor de los ligamentos redondos y eliminar los desencadenantes para disminuir los episodios dolorosos.

4. Descansa

Con pañales de tela para preparar, una guardería para pintar y todo lo demás que podamos tener, puede afectar el cuerpo de una mamá embarazada. La sensación de calambre sordo en el área abdominal a menudo es causada por un esfuerzo excesivo de los ligamentos redondos. Acostarse sobre su lado izquierdo por un tiempo y tomarlo con calma reducirá la presión. Asegúrese de colocar una almohada entre las rodillas para mantener la pelvis alineada y use otra almohada debajo del estómago si es necesario. Llevar las rodillas hacia el pecho también ayuda a reducir la tensión en los ligamentos.

5. Practica la postura adecuada

Es importante mantener la pelvis equilibrada durante el embarazo por varias razones. Cuando nos paramos con la cadera sobresaliendo hacia un lado, o metemos la pelvis hacia adentro o hacia adelante, esto puede desalinearnos. Sentarse es tan importante como estar de pie. Concéntrese en sentarse sobre los huesos del asiento y no permita que la pelvis se incline hacia un lado o hacia atrás. Puede que le resulte útil sentarse en una pelota de ejercicios donde las caderas estén ligeramente más altas que las rodillas. Usar zapatos cómodos que sean planos y que no aprieten el pie también es crucial para una postura y una alineación pélvica adecuadas.

6. Manténgalo junto con la quiropráctica

Los quiroprácticos pueden ayudar con una gran cantidad de problemas relacionados con el embarazo, pero son especialmente útiles cuando se trata de dolor en los ligamentos redondos.

“Debido a cómo se configuran la pelvis y el sacro, si uno de los huesos de la cadera se balancea hacia atrás y se desalinea y el hueso de la cadera opuesto se balancea hacia adelante, el sacro, que conecta esos dos huesos de la cadera, puede inclinarse hacia atrás en un sentido u otro. Esto tira de los ligamentos redondos del útero”. – michelle parker

Un quiropráctico certificado por Webster utiliza una técnica especial para alinear y equilibrar los músculos y ligamentos pélvicos para evitar que el útero se tuerza. Alivia la tensión en los ligamentos redondos y asegura que el sacro, o coxis, esté en la posición correcta.

7. Masajea el dolor

Acostarse y masajear el área del ligamento puede ayudar a relajar y aliviar la tensión. Use una presión firme pero suave y concéntrese en los lados de la ingle y el útero. Aplicar un poco de loción o aceite de magnesio primero puede aumentar los beneficios del masaje.

8. Aumenta tu apoyo

A medida que el bebé crece, su peso provoca un dolor continuo y creciente en los ligamentos redondos. Un cinturón o férula de maternidad puede ayudar a aliviar parte de esta presión. Hay muchos estilos diferentes para elegir, y algunos son más de apoyo que otros. Elige el estilo que mejor se adapte a tu tipo de cuerpo y necesidades.

9. Reduzca la velocidad

Ya hemos discutido la importancia de tomar un descanso y descansar, pero usar movimientos más lentos también puede ser beneficioso. Si descubre que sus entrenamientos le causan dolor en los ligamentos redondos, cambie a una forma de ejercicio más suave, al menos por ahora. Evite los movimientos repentinos, como salir disparado de la cama o girar rápidamente para darse la vuelta. Da pequeños pasos de bebé al girar en lugar de balancear la pierna hacia afuera. Muévete un poco más despacio y tómate las cosas con calma si es necesario.

10. Deshazte del sostén apretado

Entonces, ¿qué tiene que ver tu sostén con tus ligamentos redondos? Más de lo que te puedes dar cuenta en realidad. Cuando un sostén está demasiado apretado, ejerce presión sobre la parte media de la espalda y el diafragma. La presión en estas áreas tiene un efecto dominó a lo largo de la columna que también puede afectar los músculos pélvicos y la alineación.

11. Nutre tus ligamentos

Nuestros ligamentos están compuestos principalmente de colágeno. Tomar un polvo de colágeno alimentado con pasto puede ayudarlos a mantenerse fuertes y reparados. Nuestro cuerpo produce colágeno naturalmente, por lo que hay varios nutrientes que se necesitan para la síntesis de colágeno en el cuerpo. Comer una dieta saludable de alimentos reales y tomar un prenatal basado en alimentos debería brindarle los siguientes nutrientes. Sin embargo, es posible que deba agregar otros suplementos si su prenatal no le brinda el 100% del valor diario para el embarazo de ciertos nutrientes.

  • El zinc, el magnesio y la vitamina B12 ayudan a formar ARN y ADN. Cuando somos deficientes en estos tres, la producción de colágeno se ve afectada. Hablo de los mejores suplementos de magnesio en esta publicación aquí.
  • La vitamina C y el hierro juntos ayudan a los aminoácidos que forman el colágeno y estimulan la secreción de colágeno de las células una vez que se ha producido.
  • El manganeso es más alto en el tejido conectivo y es necesario para su producción, así como para la formación de colágeno.
    Las vitaminas B6, B2 y el cobre trabajan en conjunto para unir las fibras de colágeno.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

A veces, el dolor en el abdomen puede indicar un problema más grave. Si el dolor está en el centro, es probable que provenga del útero, no de los ligamentos redondos. Si tiene alguno de los siguientes síntomas, o una combinación de ellos, probablemente deba comunicarse con su médico o partera para descartar algo grave.

  • Dolor intenso o dolor que no desaparece.
  • Contracciones o calambres uterinos.
  • Dolor repentino en la parte baja de la espalda y aumento de la presión pélvica, como si el bebé estuviera empujando hacia abajo.
  • Sangrado vaginal
  • Fiebre
  • Náuseas o vómitos acompañados de fiebre que podrían indicar una infección.
  • Dolor o ardor al orinar que puede indicar una UTI.

Resumen del dolor del ligamento redondo

Aunque el dolor de los ligamentos redondos puede ser incómodo, por lo general no es nada grave y es muy común durante el embarazo. La nutrición específica, la atención quiropráctica regular y el ejercicio regular pueden ayudar a prevenir y aliviar el dolor de los ligamentos redondos. Puede tomar un poco de prueba y error descubrir qué funciona mejor para su cuerpo, pero hay muchas soluciones anteriores para comenzar.

¿Qué pasa contigo?

¿Alguna vez tuvo dolor en los ligamentos redondos durante el embarazo? ¿Qué hiciste para ayudar a aliviar el dolor?

Referencias

  • https://www.thebump.com/a/es-seguro-tener-calor-en-mi-vientre-durante-el-embarazo
  • https://www.babycenter.com/0_round-ligament-pain_205.bc
  • https://www.webmd.com/baby/guide/pregnancy-round-ligament-dolor
  • http://www.michelleparkerdc.com/ease-prenatal-round-ligament-pain-prepare-pelvis-childbirth/
  • https://www.foxnews.com/health/9-supplements-to-ease-pregnancy-complaints
  • https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/pregnancy-week-by-week/expert-answers/round-ligament-pain/faq-20380879
  • https://www.dynamicchiropractic.com/mpacms/dc/article.php?id=45306

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Accesorios para bebes, madres en lactancia y embarazadas
Logo